¿Qué tipos de plásticos pueden ser reciclados?

El reciclado de plásticos es confuso: conoce los tipos y su grado de reciclaje

¿Piensas que todos los plásticos son iguales? Los distintos tipos de plásticos hacen que su posible reciclaje sea un proceso difícil y costoso:  el problema del reciclado de plásticos no termina cuando tiramos un envase al contenedor amarillo. Identificarlos, separarlos y tratarlos es una tarea complicada. Esto hace que a día de hoy, a nivel mundial, solo un 5 % del plástico es reciclado

Códigos de identificación del plástico para facilitar su reciclado

El proceso de reciclado de los plásticos en las plantas de selección es complejo. Para saber cuáles son los plásticos que se pueden reciclar y los que no, primero hay que conocer los diferentes tipos de plásticos que existen. 

Acciones medioambientes

Para poder conocer la composición de cada tipo de plástico, se toma como referencia el Código de Identificación Plástico (Resin Identification Code - RIC, en inglés), creado por la Sociedad de la Industria Plástica de Estados Unidos. Es el estándar más extendido, si bien se está trabajando en una nueva versión que incluya nuevos tipos de plásticos y una mejor codificación para su posterior reciclaje.

Símbolos y códigos de identificación del plástico

Fuente: Packaging Graphics

Tipos de plásticos que pueden ser reciclados

♳ PET (Polietileno tereftalato)

Polietileno tereftalato

Es el más usado: está en la mayoría de las botellas de agua y en muchos envases de alimentos. Es muy transparente y con una capacidad muy buena para impedir la entrada de oxígeno, con una buena resistencia al vapor y a los gases. Es uno de los plásticos más fáciles de reciclar. Pero, cuidado: eso no quiere decir que sea fácil reciclarlo. Suele acabar su vida como tejido sintético.

♴ PEAD (Polietileno alta densidad)

PEAD (Polietileno alta densidad)

El polietileno más resistente. Se usa principalmente para producir botellas de artículos de limpieza, de cosmética, de leche o zumos, para los tetrabricks y para las bolsas más resistentes. Puede ser reciclado para hacer tubos, botellas y muebles de jardín.

 

♵ PVC (Policloruro de vinilo)

PVC (Policloruro de vinilo)

Es rígido, duro y versátil. El plástico que más peligros acarrea en todas sus etapas, desde la producción a su desecho. Está presente en el embalaje de elementos no alimenticios (debido a su toxicidad), en tuberías, cables, botellas de detergente, canalones, y algunos films transparentes.

♶ PEBD (Polietileno baja densidad)

PEBD (Polietileno baja densidad)

Es uno de los plásticos más seguros que existen. Además, es muy flexible e impermeable al vapor. Aunque no es tan fácil de reciclar como los plásticos ♳ y ♴, se puede reutilizar y reciclar. Se utiliza para film adhesivo, bolsas de alimentos y de basura, botellas de plástico blando exprimibles o tapas flexibles.

♷ PP (Polipropileno)

PP (Polipropileno)

Es uno de los plásticos más resistentes y más fáciles de reciclar. Su uso más habitual es en la fabricación de utensilios de cocina (platos de plástico para microondas, cubiertos desechables), tapones, tapas de envases, envases de comida, fibras de tejidos, pañales, etc. Una vez reciclados, pueden acabar su vida como cajas, muebles o contenedores.

♸ PS (Poliestireno)

PS (Poliestireno)

Es muy fácil de moldear, y cuando se hincha, se convierte en lo que conocemos por la marca Porexpán, y por eso sirve como espuma de embalaje. Es un gran aislante. Es complicado poder reciclarlo, pero se utiliza en las bandejas de los supermercados, en los envases de comida rápida, etc.

En Byepack contamos con bandejas y cajas realizadas con material 100 % biodegradable aptas para el envasado de productos alimentarios. Una gran alternativa al Poliestireno.

♹ Otros plásticos

Otros plásticos

 

Son aquellos de los que no se sabe al detalle su composición, o los que no entran en las seis categorías anteriores. No se pueden reciclar.

 

 

Por seguridad, los plásticos ♴, , y no se pueden reciclar para obtener nuevos envases de comida. En España, el plástico ♳ solo puede usarse en la fabricación de botellas de agua y refrescos (siempre que el envase contenga un mínimo de un 50 % de plástico no reciclado).

El problema de todo el plástico que no se recicla es que en gran porcentaje acaba en los océanos y en partículas contaminantes en el aire. Podríamos decir que el reciclaje es un camino largo para lograr un planeta libre de plásticos. De ahí que la mejor opción sea utilizar packaging 100 % ecológico, compostable e hidrosoluble para evitar la contaminación por plásticos. 

 

El reciclado de plásticos es solo una parte de lo que podemos llegar a hacer

No debemos quedarnos solo con reciclar. Cuando pensemos en qué podemos hacer con todos los materiales y productos que consumimos, deberíamos verlos desde la perspectiva de las 7 ‘R’:

  1. Reflexionar
  2. Rechazar
  3. Reparar
  4. Reducir
  5. Reusar
  6. Reciclar
  7. Reclamar.