Las bolsas de plástico, ¿se pueden reciclar?

Opciones para reciclar y reutilizar las bolsas de plástico

¿Sabes que cada año llegan al océano más de 9 toneladas de residuos plásticos desde la costa? Abandonar las bolsas de plástico y que se dispersen por el medio ambiente es muy perjudicial, más allá del impacto sobre el planeta: cada bolsa de plástico no reciclada supone una pérdida de recursos materiales y económicos. ¿Qué podemos hacer para reciclar lo mejor posible las bolsas de plástico?

¿Qué daños ocasionan las bolsas de plástico? 

Aunque parezca increíble, aún hay muchas personas que no son conscientes de todo el daño que produce el uso y reciclaje incorrecto de las bolsas de plástico. No exageramos si decimos que van camino de causar la extinción del planeta, ya que provocan daños irreversibles:

    • Son contaminantes desde el momento de su producción
    • Aceleran el calentamiento global, ya que emiten gases de efecto invernadero
    • Contaminan los océanos y los ríos
    • Provocan contaminación terrestre, afectando al suelo
    • Son un peligro para las aves, porque las consumen
    • También afectan a otros animales, porque han invadido su hábitat: elefantes, hienas, etc.
    • Se mezclan en la cadena alimentaria
    • Contaminan frutas y verduras, entre otros alimentos, porque utilizamos estas bolsas para guardarlas.

Recíclalas en el contenedor amarillo

Cuando ya no puedas darles más uso, deben ir a parar al contenedor amarillo, y evitar que contaminen el medio ambiente. 

Pasos para reciclarlas correctamente

  1. Asegúrate de que no quede nada en las bolsas
  2. Hazte con algún tipo de contenedor para recolectar las bolsas de plástico en casa, y así las almacenarás y reducirás los desplazamientos al contenedor amarillo
  3. Asegúrate de que las bolsas estén limpias y secas antes de depositarlas al contenedor.

Y aunque las depositemos en el contenedor correcto, las bolsas de plástico son una pesadilla para las plantas de reciclaje. Se suelen enganchar en la maquinaria de reciclaje, lo que obliga a parar máquinas y a perder eficiencia en el proceso.

¿Qué sucede cuando llegan a la planta de reciclaje?

  1. Se separan las bolsas de plástico de otros tipos de plásticos
  2. Se hace un control de calidad del material, para comprobar, por ejemplo, si está contaminado con residuos de alimentos y derivarlos a un proceso de lavado
  3. Se funde el plástico, se ablanda, se le da forma y se corta en pequeñas piezas, que se pueden utilizar para fabricar otros productos de plástico.

Para elaborar las bolsas de plástico se requiere un derivado del petróleo que se llama polietileno. Para producir todas las bolsas que consumimos al año se necesitan 100 millones de barriles de petróleo.
Byepack te ofrece bolsas sostenibles para tu negocio.
¡Haz ya el cambio!

Reutiliza las bolsas de plástico en casa

Con tiempo, creatividad, y algo de mañana para las manualidades, podrás reciclar las bolsas de plásticos dándoles un nuevo uso. Reutilízalas para conseguir elementos útiles para el día a día:

  • Recubrir perchas de metal
  • Elaborar relleno de almohadones de uso exterior
  • Posavasos
  • Cuerdas de saltar a la comba
  • Manteles individuales
  • Etc.

 

 

Son maneras prácticas de acabar con la idea de que las bolsas de plástico son de un solo uso. Pensarás que te va a costar reunir todas las bolsas de plástico necesarias para algunas de estas ideas. ¿Seguro? En promedio, una persona utiliza más de 200 bolsas de plástico al año. Y no las utilizamos más de diez minutos. Lo peor es que pueden tardar entre 450 y 600 años en degradarse por sí solas.

No las uses: utiliza alternativas a las bolsas de plástico

Desde enero de 2021 las bolsas de plástico más comunes (las gruesas de 50 micras) ya no están en los supermercados. En este tipo de establecimientos están dando el salto hacia bolsas compostables ligeras y muy ligeras. El Real Decreto 293/2018, de 18 de mayo, sobre reducción del consumo de bolsas de plástico y por el que se crea el Registro de Productores, tiene por objeto tomar medidas para reducir el consumo de bolsas de plástico. 

En España se gastan al año el equivalente a 1.000 toneladas de bolsas de plástico. Es necesario prevenir y reducir los impactos negativos que los residuos de estas bolsas provocan en el medio ambiente (ecosistemas acuáticos, y afectando también a actividades económicas como la pesca o el turismo. 

Algunas medidas ya entraron en vigor en años anteriores: 

  • En julio de 2018, la prohibición de la entrega gratuita a los consumidores de bolsas de plástico en los puntos de venta de bienes o productos, 
  • Desde 2020, la eliminación de las bolsas de plástico fragmentable (los microplásticos que contienen los acaban ingiriendo los animales marinos, y pueden acabar en el organismo humano a través de la cadena alimenticia), y la obligación de fabricar las bolsas de 50 micras con al menos un 50 % de plástico reciclado.

Las únicas bolsas que se pueden comercializar desde 2021 son las bolsas compostables:

  1. Las bolsas compostables muy ligeras: de menos 15 micras. Se utilizan para alimentos a granel o razones de higiene. Estas serán gratuitas mientras se empleen para estos usos
  2. Las bolsas compostables ligeras: menos de 50 micras. Se entregan en los puntos de venta y se seguirán cobrando.

Haz un uso responsable tanto de las bolsas de plástico como de las bolsas biodegradables o de las bolsas compostables, reutilízalas y recíclalas correctamente: evita contaminar más y contribuye a mejorar el medio ambiente.